jueves, 8 de febrero de 2018

La pesca con caña en el Guadalquivir a su paso por Córdoba. Breve historia.

La pesca como actividad económica en el entorno fluvial del Guadalquivir  a su paso por la capital cordobesa se encuentra más o menos documentada. Desde el Medievo se tiene constancia que una explotación comercial de los distintos recursos que el rio aportaba bien en forma de peces o en forma de camarones. (Pilar Fernández de Iñigo, LA PESCA FLUVIAL Y EL CONSUMO DE PESCADO EN CÓRDOBA , 1450-1525).
Las técnicas de extracción siempre tendían a la alta rentabilidad de su uso , utilizando todo tipo de artes como palangres, redes , encañizadas, nasas etc, pero aún así está documentada la pesca de caña es esta etapa medieval.
Los anzuelos eran toscamente elaborados en hierro y podían tener distintas formas , el oficio encargado de su elaboración era el conocido como "Ansolero".
Pero un aspecto interesantísimo de la pesca fluvial muy poco estudiado es el desarrollo de dicha actividad bajo el prisma "recreativo". La pesca recreativa tiende a popularizarse en la segunda mitad del siglo XX , donde un público que ya era perceptor del denominado  "tiempo libre" hace uso del mismo con una caña de pescar en la orilla del rio.
El desarrollo de la pesca fluvial recreativa  es plasmado en un interés  que queda manifiesto incluso por parte de la entonces administración competente en materia "medioambiental",  el extinto ICONA , con introducciones de peces de alto valor "recreativo" como son El BlacK bass y el Lucio , justificadas para cubrir un vacío ictiológico producido por la masiva construcción de embalses  que a lo largo de la segunda mitad del siglo XX tuvo lugar en España.
Dicha construcción de embalses supuso una alteración en la composición de las piscifaunas autóctonas debido principalmente a dos factores , por un lado la generación de una masa de agua equivalente a un "lago" . (ecosistema este inexistente en nuestras aguas continentales) y por otro la interrupción del cauce a través de una barrera insalvable que era la presa.
Aspecto este último muy interesante para conocer el declive de muchas especies que habitaban nuestros cursos al ver interrumpidas sus migraciones anuales de freza.
Independientemente de la llegada de estas especies foráneas a, orillas de nuestro Guadalquivir cordobés se venía practicando la pesca con caña desde el Medievo e incluso existe documentación gráfica del  siglo XIX según atestiguan varios grabados "pintorescos" de la ribera de nuestro río. Con toda seguridad esta actividad pese a obtener menos capturas que la pesca "comercial" supondría un ingreso suplementario de "proteínas" o posibilidad de comercio muy al por menor de las capturas realizadas en una jornada  donde el éxito hubiese sido moderado.
Amplio sería el espectro de  especies a capturar mediante caña en esta época ( siglo XIX y primeros años del XX)  , debido a que no se había instaurado aún la política hidráulica que se consumaría con la construcción de varias presas , entre ellas la de Alcalá del Rio (1928/1931).
La construcción de estas presas evitó que especies como los Sábalos y Sabogas , Anguilas , Esturiones , Róbalos o Lubinas , e incluso algún atrevido Múgil (Mugilidae) , llamados en el Bajo Guadalquivir Albures , grupo que conforman varias especies con propensión a penetrar en las aguas dulces en mayor o menor grado, llegasen  hasta nuestra localidad cordobesa .
En principio la manufactura de estas cañas tendría su origen en elementos naturales , básicamente utilizando el bambú como materia prima debido a su resistencia y elasticidad que lo dota de cualidades muy apreciadas, incluso hoy en día, donde se manufacturan artesanalmente cañas de mosca realizadas en bambú refundido.
La pesca  se realizaría con boyas elaboradas con corcho natural  , encargadas estas de señalizar las picadas , en cuanto a los sedales hay poca documentación pero probablemente estarían constituidos por fibras naturales trenzadas ya que los nylons llegarían con posterioridad.
La etapa que me tocó vivir , fue por así decirlo la mas revolucionaria en cuanto a esta actividad años 70 y 80 del pasado siglo , ya que pude presenciar como convivieron durante algún tiempo las viejas cañas de bambú con los modernos materiales plásticos que revolucionaron el entorno de este mundillo , en especial los nylons de alta calidad y por supuesto las cañas manufacturadas en fibra de vidrio resistentes aunque eso sí algo pesadas.
Así pues las orillas cordobesas de nuestro Guadalquivir recibían pescadores que ejecutaban una pesca donde principalmente se buscaba el aspecto lúdico , aunque  eso si, no exenta de capturas que hasta que llegaron los episodios de contaminación por alperchines y vertidos ,como los que emitía  la Europapel,( empresa papelera afincada en el polígono de la Torrecilla) , eran aprovechadas bien para consumo propio , bien para intercambio en bares donde se preparaban en adobo para su consumo en forma de tapas de "Peces".
La captura fundamental en los años 70 y hasta comienzos de los 80 era el Barbo gitano (Luciobarbus sclateri) , pez este que era capturado tradicionalmente por la modalidad "de fondo" o con "veleta" en las corrientes , siendo usado como cebo para su captura desde lombrices de tierra a tripas de pollo, higos en el periodo estival , ova en las corrientes de Casillas , patata cocida e incluso las primeras elaboradas "masillas" artesanales , de las cuales cada pescador tenia receta propia.
Recuerdo perfectamente que colectores que vertían sin depurar al rio ingentes cantidades de materia orgánica eran lugares que concentraban los ejemplares más grandes de entre 3 y 4 kilogramos de peso , lugar ejemplo de lo que digo era el colector del Sector Sur donde se concentraban un buen número de ejemplares y en sus alrededores si no tenias muchos escrúpulos podías hacer excelentes capturas , capturas estas que dado lo "poco salubre" del lugar eran inmediatamente devueltas al agua.
Fue esta la etapa en la que se dejó de consumir los peces del Guadalquivir por evidentes razones de salubridad.
Para aquellas jornadas recuerdo que las afrontábamos con las innovadoras cañas telescópicas  de 3 0 4 mtrs que hoy denominaríamos "boloñesas" armadas con un poderoso nylon del 30 , sin sutileza ya que el pescado no la requería , boyas de corcho de hasta 6 gramos y el mítico carrete Segarra un autentico lujo de la época al alcance del pescador. Este carrete diseñado `por un ingeniero Catalán aficionado a la pesca supuso el avance más gigantesco en cuanto a material de alta fiabilidad que esta actividad ha tenido a lo largo del tiempo , siendo un elemento indestructible y de prestaciones sensacionales para el ejercicio de la pesca con caña en aquellos entonces.
El pescador ribereño de caña  era un profundo conocedor del  rio , así conocí a personas de edad avanzada que no faltaban a su cita con el rio a menudo a diario ya que su actividad profesional había cesado hace tiempo y una parte importante de su tiempo lo dedicaban a la pesca.
Conocían el rio palmo a palmo , respiraban río por los "cuatro costados" y conocieron los grandes peces que poblaron el Guadalquivir antes de su muerte a través de polución y presas , me embobaba con ellos cuando me hablaban de Anguilas y Sollos , peces olvidados y desterrados a la fuerza por la acción inmisericorde del hombre  hasta tal punto que en mi infantil imaginación soñaba con la captura de alguno de ellos. 
Recuerdo perfectamente a un panadero cuyo nombre he olvidado y que debido a su maestría al amasar confeccionaba una de las masillas mas irresistibles que jamás he visto en acción para la captura de cíprínidos , ya que por aquellos comienzos de los 80 empezaron a verse las primeras carpas.
En toda esta actividad diaria no había orilla que no se pescase , pero los pescadores que vivíamos en el Sector Sur teníamos preferencia por la margen izquierda sobre todo la que hoy quedaría a espaldas del Hotel Oasis y la denominada Venta de Mariano, lugar este en el que se ubicaban algunas vaquerizas. Recuerdo que esta orilla dejaba de pescarse coincidiendo con la Feria de Mayo , ya que en su eucaliptedas acampaban numerosos gitanos trashumantes que acompañaban a las distintas ferias .
Otro puesto preferencial lo constituía la estructura del Molino de la Alegría junto al actual Jardín Botánico , allí una entrada de corriente bajo los arcos del  puente de San Rafael o "Puente Nuevo" agrupaba a numerosos barbos y alguna que otra carpa que buscaba oxigenación en estas movidas aguas.
Otro gran pesquil lo conformaban  las denominadas "12 Piedras" , un dique artificial que se extendía en diagonal a lo largo del cauce a la altura del Jardín Botánico , este lugar causaba un estrechamiento en el cauce que proporcionaba un acceso al la corriente central del río con muy buenas capturas . Además antes de los episodios de polución era muy apreciado como lugar de baño ya que este dique creaba un remanso interior alejado de la corriente.
No puedo terminar este articulo sin mencionar también a los pesquiles de la Ribera , que se establecían desde la cruz del Rastro hasta prácticamente el Molino de Martos , allí la dificultad de izar las capturas ponían a prueba los primitivos equipos y por supuesto la integridad del pez que se veía "izado" desde el barandal mismo de la ribera.
En la misma esquina del embarcadero recuerdo siempre de haber visto una batería de cañas "a fondo" siendo este lugar muy apreciado ya que la captura se podía recuperar bajando desde la rampa del propio embarcadero hasta la misma orilla  facilitando asi su captura o devolución al agua.
Hoy en día la pesca recreativa se encuentra regulada mediante prohibición  en la zona entre dos puentes , dentro del Monumento natural de los Sotos de la Albolafia , pero durante esta época , nunca faltaron allí las cañas , la salida del molino de San Antonio e incluso los propios arcos del Puente Romano albergaron "posturas" muy frecuentadas en los estiajes.

Hoy en día la Pesca Recreativa ha evolucionado hacia derroteros muy diferentes donde los materiales , las técnicas etc han dado paso a aquel propio espíritu de pertenencia a una masa de agua  que te unía a ella a través de una actividad que ha constituido una pasión a lo largo de toda mi vida.


Fotografía de 1888 pescador con el puente Romano como fondo.

Antiguo grabado de pescadores en el Paseo de la Ribera.

La prctica hoy en día en el mítico pesquil de Casillas

Caña en acción.

Pescadores de caña de principio del siglo XX   en su aspecto lúdico , en el Júcar.

El mítico carrete Segarra,

domingo, 7 de mayo de 2017

Historia de los Esturiones del Guadalquivir II, Causas de extinción "complementarias" a la costrucción de la presa de Alcalá.

Mucho se ha escrito, incluyéndome a mi , sobre la principal causa de extinción de los Esturiones del Guadalquivir :el obstáculo que supuso la construcción de la Presa de Alcalá del Río en 1931.
Pero... ¿fue la construcción de dicha presa la única causa de extinción en el río de los gigantes del Guadalquivir?.
Bien , analicemos la situación tras la construcción del muro insalvable . Evidentemente la causa de extinción estuvo relacionada con la perdida del acceso a frezaderos aguas arriba de dicha presa, la cuestión de análisis surge cuando  en 1950 D. Francisco Vélez Soto, Ingeniero de Montes adscrito al servicio Nacional de Pesca publica "Observaciones sobre la Pesca del Esturión durante 1950".
Es la primera vez que la administración se pronuncia sobre el declive de la especie "preocupándose" por su desaparición.
Pero realmente lo interesante de dicho documento técnico es ni mas ni menos que la localización de dos parcelas de "freza" aguas abajo de la "mole de hormigón", uno justamente situado en Alcalá del Río y el otro en San Salvador de la Algaba.
Aquí surge el interrogante....¿serían suficientes estas dos parcelas desove para al menos mantener un "stock de supervivencia" en el río?.
Quizás la esperanza del esturión se hubiese aferrado a estas dos localidades, sin duda ,si no hubiesen entrado en juego otros "factores decisivos" de amenaza que "apuntillarón" a la especie en aguas del Gran Río.
En 1962 el Servicio Nacional de Pesca Fluvial y Caza publica otro documento muy esclarecedor al respecto de estos otros factores. La autoría del documento corría a cargo de Francisco Rodríguez Gutierrez .
Uno de los primeros hechos negativos fue la tremenda actividad desarrollada en ese entonces en aspectos de extracción de áridos , poniéndose de manifiesto la existencia de 9 dragas entre la Rivera de Huelva y la presa de Alcalá, que abastecían a la muy extensa necesidad de urbanización del entorno de Sevilla capital.
Las cifras de actividad son verdaderamente escalofriantes, mas de 5000 metros cúbicos de áridos trimestrales y 52 barcos areneros operando en los sensibles frezaderos....sobran las palabras.
Otro rotundo factor negativo lo constituyeron los innumerables vertidos en las malheridas aguas del río.
Francisco Gutierrez asegura sin lugar a dudas que de entre todos los vertidos , dos de ellos son irremediablemente mortales para las faunas ícticas del Guadalquivir.
La ausencia de depuradoras y por que no decirlo de "conciencia", hacía posible que 750.000 metros cúbicos de alperchín procedente del procesado de la aceituna acabarán en el cauce del río provocando grandísimas mortalidades de peces.
El elenco polucionante lo constituían las Azucareras e industrias Papeleras... asi pues esta claro que al esturión lo matamos "bien muerto", sin posibilidad de escapatoria , sin que nadie lo defendiese, sin que ni siquiera su recuerdo sea venerado hoy en día por una comunidad científica , no me duelen prendas en decirlo, que ha dado la espalda al gigante del Guadalquivir.

Apuntes de esturión

Uno de los últimos polígonos de captura... Coria del Río


Acipenser naccari.

Frezadero de la Algaba

sábado, 11 de febrero de 2017

La historia de los últimos Esturiones del Guadalquivir. La Presa de Alcalá del Río.


Hoy día es más que aceptado, que el inicio del declive "terminal" del Esturión (Acipenser sturio) en el Guadalquivir lo supuso la construcción de la presa de Alcalá del río.En 1928 dieron comienzo las obras que originaron  lo que sin duda ha sido el mayor proceso de extinción documentado en Andalucía en tiempos recientes, el desastre se consumo un aciago mes de Junio de 1931 , en un ambiente "social" mas que caldeado y que 5 años después acabaría en una lucha fratricida.
La magnitud del desastre del "taponamiento" del rio quedo plasmado muy acertadamente en palabras del director de la Estación de Hidrobiología  D. Luis Vélaz Medrano, en una visita que realizó a la presa allá por 1940:
"Desde el puente (presa) contemplamos el espectáculo numerosos pescadores , no bajan de 40, usando todo tipo de artes se dedican a capturar cuanto pez había en la zona de salida del agua de las turbinas. Con cucharas se metían hasta los tubos y no había una sola vez que al sacar las redes , no brillaran en las mismas, barbos, bogas, sabogas, machuelos ( denominación en el bajo Guadalquivir a los maschos de las Sabogas). Asombrados ante el hecho preguntamos si tal cosa era accidental , recibiendo por contestación que se realizaba desde hace mucho tiempo, sin haberse logrado su desaparición, a pesar de los distintos medios intentados para conseguirlo."
Vélaz Medrano , L. 1940 Datos sobre Acipenser sturio L. Madrid , Ministerio de Agricultura p. 21.
Con total seguridad el tejido "extractivo" de pesca que se encontraba imbrincado en el bajo Guadalquivir, recibió este acontecimiento como un "maná" caído del cielo en una época no exenta de extremas dificultades a la hora de alimentar a familias enteras.
La pesca tradicional en la zona había tenido como especies objeto principalmente los Esturiones (Acipenser sturio) , Sábalos y Sabogas (Allosa allosa y fallax) , tres especies con una caracteristica común , el ser anádromas , es decir remontan los ríos para su reproducción.
De ellas hoy en día ya no se obtienen capturas de Sábalos y Esturiones , siendo ésporadica la captura de alguna Saboga.
Pero este fenómeno migratorio...¿fué contemplado por los ingenieros que diseñaron la presa?.
Pues en honor a la verdad hay que decir que es posible que los diseñadores no tuviesen información adecuada de los movimientos migratorios de "grandes peces", pero si que eran conocedores de que tal obra afectaría al libre transito de de determinadas especies , ya que la presa fue dotada de una ineficaz escala.
En definitiva esta "macro estructura" diseñada y construida por la empresa "Canalización y Fuerza del Guadalquivir"para "Eléctrica Mengemor", estaba englobada dentro de un ambicioso proyecto que contemplaba en su totalidad la construcción de 11 presas desde Sevilla a Córdoba .
Realmente debieron de ser un proyecto "impactante" para la sociedad de la época que dotaría de energia électrica, lugares de paso del río e incluso desviación de caudal para riegos , ademas de dotar de "estructuras" navegables.
De esas 11 presas la cosa se quedó en dos construcciones que hirieron mortalmente al rio para siempre , y de las cuales aún hoy estamos pagando sus costes "ecológicos"siendo la "guinda" del pastel envenenado la construcción de similares caracteristicas situada en Cantillana y terminada en 1948.
Como siempre sigo soñando con el rio , sus aguas, sus peces ancestrales y con la gente de ribera que dejó parte de sus vidas unidas a las espumas de los azudes y a las fatigas de una época tan dura que nos resulta difícil imaginarla.

Vista aérea de la Presa de Alcalá

Paisaje de Alcalá del Rio antes de la construcción de la presa, donde se aprecia
una barcaza que unía las dos orillas


Dibujos de mi cuaderno de campo .

Peces del Guadalquivir....bocetos de mi cuaderno de Campo.

jueves, 2 de febrero de 2017

Alosas y Sábalos en Córdoba.

Cuando era un niño, algunos de los abuelos que encontré en las orillas del Guadalquivir en mis correrías de pesca , se referían a un peces un tanto misteriosos con el nombre de Sardinas de río.
En aquellos finales de los 70 principios de los 80 si querías saber algo de peces lo tenias claro, tan sólo de manera accesible manejábamos un único manual publicado por la "añeja " editorial omega : Los peces de agua dulce de España y de Europa (Muus , Dahlstrom).
Acudiendo a tan "magna" obra y buscando algún pez cuyo parentesco con la Sardina le llevara a realizar incursiones de agua dulce , me encontré con el pez objetivo de esta entrada,
pese a que nunca pude establecer una relación clara entre las "Sardinas de río"  y los Sábalos , (nombre que recibía el pez "comparado").
Pero... ¿que son los sábalos y en que zona del Guadalquivir cordobés se encontraban?.
Bien el Sábalo (Alosa alosa) pertenece al grupo de los Cupleomorfos o Cupleidos , familia esta que engloba a los muy populares Arenques,(Cuplea harengus).
Este pez (Sábalo) es profundamente migrador , ascendiendo el curso de los grandes ríos para su desove, con lo cual el final de su existencia en las aguas de la provincia de Córdoba terminó con la construcción de las numerosas presas que hoy jalonan el curso del Guadalquivir.
Pero afortunadamente quedaron legajos relacionados con su pesca extractora en el siglo XIV , a través de ellos , tenemos conocimiento de que el mismo pez recibía otro apelativo si no superaba los 700 grs de peso. Es decir que los Sábalos de menos de 700 grs. pasaban a llamarse "Sabogas", ambas etimologías de procedencia árabe (Sabal y Sabuq, respectivamente).
Su pesca coincidía con la llegada de la primavera , época esta en la que la especie comienza su remonte hacia las parcelas de freza, algunas de las cuales se encontraban el los tributarios del Guadalquivir a su paso por nuestra provincia cordobesa.
Sabemos a través de los archivos , de la especial atención que se daba a la calidad en cuanto a tamaño, estipulándose en las relaciones contractuales que los "Sábalos que cayesen como casi Sabogas no pueden llamar Sábalos".
La especie tenemos certeza de que se pescaba desde Palma del Río hasta la capital Cordobesa , tanto en las "Pesquerías" (Lugares ex profeso destinados ala captura de peces con alguna infraestructura, cañizo, azud , empalizada etc, como libremente a lo largo del mismo ).
Algunas de las pesquerías nombradas en los legajos son: El Azud de la Quintanilla y las cerraduras de la Isla Redonda y Matachamorros (todas ellas en Palma del Río).
Siguiendo el cauce aguas arriba llegábamos al término de Posadas, en el lugar conocido como la Parada de la Aceña de Posadas,mas adelante nos encontramos bajo el pueblo de Almodóvar  con la Hoya de Almodóvar y asi por último llegamos a un lugar bien conocido de los que vivimos o hemos vivido en la capital...Miraflores , con su famoso "pago" que estuvo especializado en la captura y comercialización de esta especie hoy desaparecida.

Bibliografia consultada :
La Pesca Fluvial y el consumo de pescado en Córdoba
Pilar Hernández Iñigo
Sábalo (Alosa alosa)

Palma del Rio hoy día....obstáculos y Barbos (Luciobarbus sclateri), que aún subsisten.

Escala para peces , en el Azud de Casillas, estas infraestructuras
palían en la medida de lo posible la permeabilidad entre tramos.

Cerrada de Casillas, en estructuras como estas se "calarían"
redes para la captura de distintas especies.

vista aérea del pago de Miraflores , antigua pesquería de Sábalos.

martes, 10 de enero de 2017

El Tiburón Tigre (Galeocerdo cuvier) en el Mediterráneo

Quizás el Tiburón Tigre , sea uno de esos grandes peces que no precisan de introducción alguna para acercarlos al gran público, pues después de el Gran Blanco (Carcharodon carcharias) , es el prototipo de escualo "comehombres", que tan nefastamente ha divulgado la "iconografía popular".
Cierto es que esta especie carga con una reputación de reiterados ataques, la mayoría de ellos provocados por error de interpretación entre lo que el escualo parecía percibir como una presa.
Desgraciadamente para el implicado en el accidente este tiburón no suele "desaferrar" a su presa como hacen otras especies al interactuar con humanos , encontrandose en sus estómagos toda clase de objetos "singulares".
El caso es pues que este pez no es una especie habitual del Mediterráneo, y sus avistamientos pueden ser contados con los dedos de la mano, de ahí el interés de divulgar su excepcional presencia en aguas Mediterráneas, aunque existe una exigua población en el Golfo de Cádiz que muy ocasionalmente se adentra en el Estrecho .
Así pues es muy difícil seguir la pista de verdaderos avistamientos de Tigres en el Mare nostrum, con todo ello haré un resumen de los mismos.
Durante 1981  se capturaron tres ejemplares , un inmaduro del que no hay mas datos en su reseña, un macho de 200cm  ametrallado por la Guardia Civil!!! en la costa frente a Algeciras, y uno de casi 300 cm capturado en aguas de Marruecos frente al rio Moulouya, próximo a Argelia.
Mas interesante que estos avistamientos y mas "próximo" a nosotros esta la captura de un ejemplar de 400 cm en la Playa de los Toros en Manilva!! (Málaga), en el Verano de 1991, cuyos restos (Mandíbula) fueron depositadas en el aula del mar de Málaga.
De la última captura que voy a hacer referencia es de una hembra de 170 kg de peso y 300 cm de longitud capturada en el área de Messina en el verano del 98 .
Así pues tenemos registros fiables de presencia esporádica en varios lugares del Mediterraneo, dotando a este mar de la posibilidad de contener a uno de los peces mas fabulosos del océano.

Adulto de Galeocerdo cuvier

lunes, 30 de mayo de 2016

El Fantasma del Guadalquivir: Los Comizos (Luciobarbus comiza)

En las turbias aguas del Guadalquivir habitó un "fantasma", o por lo menos lo pareciera a día de hoy. ¿Quizas fuese una confusión en la identificación  de uno de los ictiólogos mas brillantes del siglo XX , D. Luis Lozano Rey?, (autor este que en el 1933 lo cita en aguas del Guadalquivir y Guadaira).No creo que esto sea una opción a tener en cuenta, pese a que, el entonces género Barbus presenta en algunas especies una dificultad alta en su discernimiento, es el Comizo (Luciobarbus comiza), la más fácilmente determinable por características morfológicas simples , muy llamativas a simple vista , (hocico largo y "apuntado"muy caracteristico).
Así pues descartando la incorrecta identificación hemos de aceptar una pérdida mas de la biodiversidad íctica del Guadalquivir.
Desde 1933 no se cita al pez en el Guadalquivir hasta 1947  , en una publicación ictiólogica de D. Luis de Velaz y Medrano Sanz, titulada DOS NOTAS SOBRE ICTIOLOGÍA FLUVIAL ESPAÑOLA, siendo editada por el Ministerio de agricultura , bajo el amparo del extinto Instituto Forestal de Investigaciones y experiencias.
En esta publicación se recogen numerosas citas a nivel penínsular para dos especies de Barbos : el Bocagei y.....nuestro "fantasma" el Comizo (Lucionarbus comiza).
Pues bien tras "hojearla", la situación la deja tal y como Lozano la dejó : Presente en los Ríos Guadalquivir y Guadaira, citando textualmente "cuenca del".
No sólo la "literatura científica" recoge su presencia ,numerosas obras divulgativas citan la presencia de este pez en las aguas de nuestro "gran río", así pues manuales "históricos" como " Los peces de Agua dulce de España y Europa" de Muus y Dahlstrom, "Guía de los Peces de agua dulce de Europa", de Maitland, y Peces ibéricos de Agua dulce  de  Garcia de Jalon, recogen la presencia del Comizo en Aguas del Guadalquivir.
Hasta aqui muy bien , la historia se repite...desaparece un pez y nadie se inmuta, pero resulta que la desaparición de este pez, difícilmente se explica....me explico ,valga la contradicción.
En el Guadiana, cuenca fluvial a día de hoy igual o peor , en cuanto fragmentación de los cauces con "chiquicientasmil" presas, este pez esta ....presente!! y mantiene poblaciones "sanas".
Entonces...¿que pasó en el Guadalquivir?, difícil de responder esta pregunta...y quizás nunca encontremos la respuesta, lo que si puedo decir es que el Comizo estuvo con nosotros hasta no hace mucho, en los 70 solía frecuentar de niño con mi padre el río a su paso por Córdoba.
El objeto de las capturas de mi padre no eran otros que los populares "peces", nombre curioso que recibían los barbos, entre veranos interminables de vacaciones de EGB, aprendí a reconocer a nuestros barbos, familiarizandome con ellos, pero he aquí que de vez en cuando salia prendido del anzuelo cebado con tripa de pollo , pipas de melón, tomate, patata cocida y lombriz, un ejemplar que "discordaba" con el patrón "stándar" de los sin controversia presentes Sclateri.
Los ribereños se referían a ellos con el nombre de "Trotarríos"....y Oh! coincidencia, poseían un enorme "hocico" que los diferenciaba claramente de los comunes Luciobarbus sclateri , hasta tal punto de que los pescadores locales le habían acuñado nombre "propio".
Así pues cuando miremos al Guadalquivir pensemos en lo que en forma de pez perdimos....no sólo esturiones.

Descripción del Comizo en la "Maitland".

Maitland/ Linsell


El manual de garcia de Jalon

Distribución "tradicional" del Comizo

Mi muy querida Muus

Referencia en la Muus del Comizo.



Luciobarbus comiza del Guadiana

Luciobarbus comiza mostrando el largo hocico

Luciobarbus comiza








domingo, 6 de marzo de 2016

Los Esturiones del Guadalquivir




El peculiar  grupo de los esturiones, queda englobado bajo la denominación taxonómica a nivel de familia, dentro de los acipenseridae.
Atendiéndo  a la clasificación taxónomica mas aceptada y reciente su situación quedaría de la siguiente forma:
Grado:teleostemi, Clase: Actinopterygii,Subclase: Chondostrei, Orden : Acipenseriformes , Suborden:Acipenseroidei, toda esta clasificación englobada bajo el "paraguas" de Pisciformes óseos, es decir: Actinopterygii-Neopterygii.
Se caracterizan por poseer 5 series de placas longitudinales, dispuestas estas a lo largo del tronco. La boca dispuesta de manera ínfera , es pequeña de promedio , con labios carnosos , protráctil y sin dientes, poseen 4 barbillones insertados en la parte inferior del "rostro".
El cuerpo está cubierto por 5 series de placas óseas como ya hemos dicho, 1 dorsomediana, 2 laterales y 2 ventrales, en la cabeza los ojos ocupan una proporción mínima y unos orificios situados delante de ellos ostentan la función de percepción olfativa.
Poseen una única dorsal con un radio espinoso y de 31 a 43 radios blandos, su vejiga natatoria es sencilla y en conexión con el esófago, a su vez en el intestino poseen válvula espiral.
En nuestras latitudes están en "litigio" la presencia de 2 especies , considerándose una de presencia segura en el Guadalquivir, y de las otras dos en tela de juicio ,una muy probable.
A día de hoy ninguna de ellas entra de manera regular en el Rio, por causas que veremos en este articulo.
El origen evolutivo de los esturiones (Condrósteos) hay que buscarlo en un remoto Paleozoico en sus periodos finales , disminuyendo en número de especies durante la transición Mesozoica .Hoy en día sobreviven un limitado número de especies que agrupan a los esturiones que nos ocupan y a los llamados Bichires.  
Polypterus bichir...Representante de los llamados  Bichires, Condóstreos actuales junto con los Esturiones.




Estando englobados dentro del grupo de los peces óseos, los esturiones presentan una estructura ósea "hibrida", a medio camino entre la apariencia cartilaginosa (de tiburones y rayas), y propiamente la constitución ósea.
En cuanto a sus adaptaciones al medio acuático debemos de remarcar que estamos ante especies de marcado carácter anfihalino y anádromo, esto es , capaces de adaptarse a aguas salobres y dulces y profundamente migradores, iniciando desplazamientos de gran longitud aguas arriba de los ríos .Desarrollan casi la totalidad de su vida en el bentos , sobre sustratos de lo más variado, gravas , limos , arenas etc.


Esturión del Danubio (Acipenser gueldenstaedtii) Alimentandose.

Su alimentación es de lo más diverso , adicionando tanto invertebrados como vertebrados pisciformes,alcanzando tallas muy grandes de hasta 230 cm de longitud y pesos de entre 120 y 150 kg.
La historia del Esturión del Guadalquivir quizás sea la historia de dos especies , habida cuenta de los trabajos realizados por  Garrido-Ramos, M.C. Soriger, R. de la Herrán , M. Jamilena, C.Ruiz rejón, A Domezain , J.A. Hernando, M.Ruiz Rejon, en un interesante artículo titulado Morphometric and Genetic analysis as proof of de existence of two species in the Guadalquivir river,.en él se plantea mediante apoyo genético la tesis de la existencia en convivencia del Esturión del Adriático (Acipenser naccarii), junto a la especie tradicionalmente conocida Acipenser sturio.
Naccarii ha sido considerada regularmente  como un endemismo del Adriático, Garrido-Ramos(1997) como hemos visto lo sitúa como autóctono de la Península ibérica  ,pero es más Hernando et al.(1997),ponen sobre el tapete la existencia de numerosas citas de Acipenser naccarii que irían desde 1818 hasta 1971 , incluyendo incluso citas de una tercera especie , el Huso huso .Asi pues Hernando (1999) propone revisar el área de distribución conocida de Naccarii .
En esta nueva área de distribución se tendría en cuenta el perfil de costa que iría desde Porto, al Norte de Portugal hasta el propio Adriático , lugar de origen "conocido" de la especie. Un segundo estudio llevado a cabo por Hernando et al. en 2001, amplia esta área inicial hasta la cornisa Cantábrica , en su fachada atlántica hasta la Gironde.(Francia).
Estos trabajos tan "innovadores" pronto revelaron que se hacía necesario apoyar estas tesis con todo el material que de museos pusiese "analizarse", sobre todo de aquellos pertenecientes a las nuevas áreas de distribución de la especie .
La búsqueda de ejemplares conservados en colecciones se priorizó en el cuadrante sur occidental de Europa , sobre ejemplares de Naccarii y Sturio.
86 fueron los ejemplares  analizados bajo el riguroso criterio de las claves mundialmente aceptadas para las especies en estudio (Soljan, Svetovidov, Sokolov etc).44 ejemplares pertenecían a la zona del Adriático, y 42 a la zona en "conflicto"(España, Francia, Tirreno Italiano y Portugal).
En resumidas cuentas en los ejemplares no Adriáticos , 16 de ellos son posteriores a 1910, siendo 7 de ellos naccarii y 9 sturio Dos ejemplares analizados los EDB, 8173 y 8174 , verificados por métodos genéticos .
Esturiones capturados para la pesquería de Villa Pepita, en uno se aprecia una hendidura cicatrizada en su rostro.

Estos estudios , "permiten asegurar", discriminando como fecha 1910 que Acipenser naccarii , estuvo presente en toda el área de distribución sugerida para la especie en trabajos anteriores, desde Gironde hasta el Adriático, eso si hasta 1910 aprox. , fecha a partir de la cual naccarii solo parece haber estado presente en el Guadalquivir hasta su extinción.
No pocas voces (algunas reputadas) se alzan en contra de estas teorías , que sinceramente cada día parecen más "aceptadas", dado que  son muchos los "intereses" que planean sobre una presunta reintroducción del Esturión del Adriático en el Guadalquivir, la aseveración de su presencia en aguas andaluzas creo no pocas suspicacias.
La principal emana de que una de las partes "implicadas" en la demostración de la "autoctonidad" de naccarii , posee el único centro de cría de la especie en Andalucía : La piscifactoría de Rriofrío.
Por otra parte la reproducción de la especie que no se discute su presencia (sturio), presenta problemas técnicos muy complejos siendo dificilísima su cría en instalaciones, de hecho solo se ha conseguido con bajo éxito en la Gironde.
Así pues , no obstante , estuviesen presentes las especies que  estuviesen los problemas que las abogaron a la virtual extinción que presenciamos hoy día no han desaparecido, es mas se han acrecentado. La historia de los esturiones del Guadalquivir se remonta a tiempos "remotos" enmarcados en la prehistoria, ya que se tiene constancia de restos de un acipenserido encontrados en la Cueva de Nerja , en estratos pertenecientes al Solutrense , época que pertenece al Paleolítico superior y que precede al Magdaneliense, en este periodo el ser humano logró adelantos técnicos tan importantes como las hachas bifaces y la consecución de primitivos arcos.
Quizás este sea el primer contacto de un "andaluz " con un esturión, primer contacto que como vemos acabó mal para la especie íctica , esta iba a ser la tónica en los restantes 18000 años posteriores hasta los albores del siglo XX.
Constancia de la relación de humanos y esturiones quedan plasmadas por la historiografía a lo largo de todo el periodo de poblamiento de comunidades humanas y distintas culturas que por Andalucía pasaron, pero no es hasta el medievo , cuando queda documentado de manera más "rigurosa" la relación de hombres y esturiones.
Así pues  Sus Católicas Majestades Isabel y Fernando otorgan monopolio de producción de Caviar (Caviale) a los Cartujos de Sevilla  y como no a ahumar también la abundante "carne" de los Sollos capturados a una cofradía de Pescadores local (Sevilla).

Grabado que muestra el procesamiento de varios esturiones durante la edad Media.

Hasta el siglo XIX las convivencia debió de ser mas o menos "aceptable", las capturas "sostenibles" y la biología del pez resulto no alterada. El devenir del tiempo continua y el siglo XX hace su aparición , pasados ya los locos  años 20 , es bajo la dictadura de Primo de Rivera cuando se gesta una obra faraónica que pretendía ni más ni menos que la canalización del Guadalquivir y su navegabilidad  desde Sevilla a Córdoba construyéndose así la presa de Alcalá del Rio, coetánea a esta presa se idearon dentro de ese ambicioso proyecto  otras 4 presas mas , de un total de once proyectadas!!: Jándula (192571930),Carpio ( 1920/1922), Encinarejo (1928/1930) y por supuesto la tristemente Célebre  presa de Alcalá que tan nefastas consecuencias tuvo para los esturiones y otros peces migradores  (Sábalos , Sabogas, Anguilas , Albures , lampreas etc.). Fue su culminación en 1931 , la que trajo la debacle .

La "fatídica " presa de Alcalá.
Esta presa ,una innovación tecnológica de su época fue sin lugar a dudas la maldición para un Guadalquivir que a raíz de su construcción ya no sería el mismo , quizás ubicada en la misma localización que un antiguo dique romano , es de tipo móvil y de planta recta , de perfil fluyente con una potencia instalada de 7600 kva. distribuida  en dos unidades.
En años sucesivos a su construcción se constato el daño irreversible que a los migradores del rio había hecho, las concentraciones de pescado comenzaron a llamar la atención de los ribereños y no ribereños del Guadalquivir, y fue entonces auspiciado por el asesoramiento técnico de un Ictiólogo ruso el Señor Teodor E. Classen , en concreto en el año 1933, cuando la empresa Ybarra comienza una pesquería de esturiones para su aprovechamiento como caviar .
Sus instalaciones se situaron en Villa Pepita, un Chalet situado en la localidad Sevillana de Coria del Rio, siendo estas nutridas por los diversos polígonos palangreros que se situaban aguas debajo de la presa de Alcalá , no estando también exenta la pesquería de otros tipos de captura adicionales y de "fortuna" distintos al uso de "palangres".
Classen evidentemente como buen Ictiólogo que era se dio cuenta de lo efímero de la explotación de un recurso que estaba condenado a desaparecer, y realmente fue minucioso no solo en la implantación de nuevas técnicas de captura (polígonos palangreros), sino también en la recogida de datos acerca de las capturas realizadas y que entraban en la factoría de Villa Pepita.
El ayuntamiento de la sevillana localidad de Coria publico en su magnífico cuaderno cultural "La Atalaya" un facsímil del documento técnico elaborado por Classen a lo largo de los años que estuvo al frente de la producción de caviar en la factoría, quedando así magníficamente documentada lo que quizás pueda ser considerada como la extinción de una especie con mayor caudal de información referente a las poblaciones que precederieron a su total desaparición.
Un esturión capturado para su posterior traslado a Villa Pepita.


Es a partir del año 1970 cuando el hecho parece haberse consumado, un declive en la entrada de peces en el rio justifica el documento técnico del cierre de la Factoría de producción de caviar en Coria. La entrada de esturiones se convierte en un hecho meramente anecdótico, de hecho realmente no se tiene constancia de la entrada de ningún ejemplar desde aquel mítico año de la Exposición Universal de Sevilla, la famosa Expo 92.
El que fué el último esturión del Guadalquivir avistado vivo....y cocinado en el Bar Bigotes



Es en este año cuando un último ejemplar , el canto de cisne de una  especie , que por su aspectos biológicos, talla alcanzada, apariencia y relación del hombre con ella, estaba llamada a ser el Rey del Rio , es observado y… "eliminado" para siempre de estas aguas.
De la manera más estúpida posible, no podía ser de otra dado el grado de cretinismo que ostentamos la especie humana, desaparece el último de los esturiones del Guadalquivir.
Resulto ser que un paisano en la "castiza" área de Bajo de Guía (Sanlucar de Barrameda), captura un ejemplar de un pescado que por su apariencia a buen seguro debió de extrañar, pero que inmediatamente dado su tamaño , relacionó con una suculenta y "masiva" ingesta, con lo cual decidió evidentemente ponerlo a disposición de la gastronomía local, eso si por un módico precio.
El resultado es que el ultimo de nuestros esturiones a buen seguro termino en la "panza" de unos agradecidos comensales del "Bar Bigotes", establecimiento este que se encontraba en "Bajo de Guía". Cómo puede ver el paciente lector un indeseable final para una de las especies más emblemáticas de las aguas andaluzas.
Quizas esta fué la última estampa ue tamaño pez dejo en nuestro rio. (fotomontaje)


POSIBILIDADES DE RECUPERACIÓN
Es aquí donde vendría la parte más desalentadora del artículo, mientras que especies como el Lince Ibérico o el Quebrantahuesos, Águila imperial etc., disfrutan de merecidos planes de conservación y recuperación , en algunos casos apoyados por reintroducciones con notable éxito , el esturión o esturiones (como anteriormente vimos) se encuentra en una oscura "sala de espera" .
El hecho es y como premisa básica y fundamental que para que una especie pueda recuperarse , las condiciones adversas que provocaron su extinción deben de haber desaparecido, y en el caso de nuestros acipenseriformes , esto no es así, aún esa maldita presa de Alcalá sigue amputando una parte del ciclo biológico de nuestros peces migradores, sin duda el más importante , el reproductivo.
Por encima de esta presa otra más que no hemos mencionado , esta construida en pleno Franquismo en la localidad de Cantillana en 1956, y después de esta innumerables obstáculos más en forma de presas o azudes . Dicho está… presas y mas presas sin ninguna corrección que facilite paso a una especie que por su tamaño precisaría de escalas adecuadas cuando no y en la mayoría de ocasiones la completa demolición de algunas construcciones absolutamente inútiles
Hemos de recordar que antaño y ha quedado documentado los esturiones alcanzaban localidades tan altas en el recorrido del cauce como Montoro (Córdoba)
Así pues uno de los principales obstáculos es ese precisamente el salvar ¨obstacúlos¨ que impidan el libre tránsito de peces, algunas veces con obras muy costosas de infraestructura.
Tenemos también por delante otros problemas no cuantificados , derivados de la calidad del agua, quizas mas controlables , pero aún asi que plantean un serio problema, este sin duda acarreado por diversos aspectos de la agricultura a lo largo de todo el Valle del Guadalquivir, agricultura , que como en el caso del olivar ha supuesto la perdida de suelos , arraatrando con ello al cauce unos aportes en forma de limos con serias cargas de fitosanitarios amén de otras "ponzoñas" varias.
Dichos sedimentos se acumulan hoy día en la base de esas presas , si esas mismas que de por sí afectan a la permeabilidad del tránsito de nuestros Esturiones. Cuestionarse pues la demolición de algunas, entre ellas la de Alcalá , haría que se tuviese que calibrar que hacer con esos sedimentos potencialmente "nocivos", habida cuenta de que una gran parte de ellos si no se tiene en cuenta esta aspecto, podrían acabar en un espacio tan importante como Doñana.


Acipenser naccari del Acuario de Sevilla.



Por último y para acabar estaria la puñetera controversia científica, cuestión esta de absoluta prioridad…¿Qué esturión "recuperamos"?..pues bien aquí hay dos opciones :
A) Apostar por lo seguro y intentarlo con Acipenser sturio, especie que con total seguridad nadó en aguas del Betis, fácil elección ¿no?...pues no! resulta que reproducir Sturio  no resulta tan fácil como criar gallinas, se han conseguido muy pocos avances en este sentido y lo poco que se ha hecho lo han hecho los Franceses en la Gironde.Un esfuerzo títanico en la reproducción en cautividad debiera verse compensado, con unas condiciones dignas del rio.
B)Intentarlo con naccarii sería la otra opción, en este caso su reproducción en instalaciones no presenta problemas, leñe!!, hasta tenemos una piscifactoría donde se hace (Riofrío), entonces ¿sería esta la opción adecuada?...pues hasta que la comunidad científica con voz y voto no se ponga de acuerdo casi sería una temeridad acometer esta empresa.
Pero realmente y aquí si me posiciono, entiendo y así lo quiero hacer constar que me inclino muy positivamente a la creencia demostrada mediante los trabajos que anteriormente y en la primera parte del artículo citaba, a que las dos especies de esturión convivieron en el Guadalquivir.
He de decir que en las dos pieles analizadas pertenecientes a la EDB, en una de ellas parece que incluso se aprecian indicios genéticos de hibridación por parte de las dos especies, un argumento que de ser corroborado acercaría mas a la teoría de esta supuesta convivencia.